viernes, 29 de marzo de 2013

Desesperadamente buscando a Kitty



 
“Hello Kitty” y yo somos prácticamente de la misma edad.
Desde que recuerdo y, sobre todo cuando estaba estudiando en la primaria, los productos de Hello Kitty nos invadían en todas sus formas. Mis preferidos siempre han sido los sellitos, sin embargo tampoco tuve tantas cosas de esta pequeña gatita, quizá a lo mejor sólo eso, una caja con sellitos.

Desde que comencé a hacer galletas decoradas tuve la magnífica y, sobre todo original idea (si, es con sarcasmo, que de original no tiene nada) de hacer galletitas con forma de “Kitty” pero no fui capaz de conseguir el dichoso cortador porque en todas las tiendas Sanrio estaba agotado.

Total que, ¡tuve que ir a buscarlo a Japón!. Vale, no, no es verdad, pero este año estuvimos de visita en ese maravilloso país y tenía que ser un paso obligado el ir a una tienda japonesa oficial de Sanrio y, sobre todo, conseguir por fin el dichoso cortador de Hello Kitty.

Kitty disfrazada de huevo negro de Owakudani, Hakone.

Mientras turisteábamos por ahí hice acopio de direcciones de las tiendas Sanrio de diversos barrios en Tokio pero ¿sabéis lo difícil que es encontrar una ubicación ahí? Como muchas cosas en Japón, las direcciones son muy a su manera y no se rigen sólo por la calle, número, barrio o código postal como en el mundo occidental, tienen otros datos que las hace difíciles de encontrar y resulta más fácil si te dijeran que es la tienda que está enfrente de la parada de metro  “fulanita de tal” al lado del árbol de cerezo y de la cafetería “x” (por no mencionar que muchos de los puntos de referencia en cuestión están indicados en japonés).

Bueno, para no hacer la historia tan larga, finalmente encontramos una tienda de un tamaño considerable en el barrio de Ginza. ¡Alegría total! peeeero, tacháaaan! no había cortadores de galletas con la mundialmente conocida carita de gatita feliz, ¡plop! ¿y ahora qué?. 

Tienda Sanrio en Ginza, Tokio.

La solución que encontré para no irme con las manos vacías fue comprar unos moldes que se usan para cortar y moldear el arroz que los nenes llevan como comida al colegio. (por cierto, hay unas maravillas hechas por las madres japonesas para llenar los bento de los nenes, hasta en eso son dedicadas y delicadas). Así que, además de comprarme unos muy monos palillos para comer de Hello Kitty, me compré estos moldecitos y alguna que otra tontería más para satisfacer mi nostalgia infantil.


 ¡Y por fin hice mis galletas!


Y por estar pendiente de buscar los cortadores ¡perdí la oportunidad de traerme toneladas de washi tape! ¡Qué lástima! como aún no era consciente de la ventaja que podía sacarle, ¡no me traje nada de nada!

Pero sí que me traje algo de papel japonés, ¡me encanta! Podría vivir dentro de las tiendas Ito-Ya, son una maravilla.

Por suerte para conseguir los cortadores no hace falta ir tan lejos, los hay en la tienda de María Lunarillos y en Karen’s Cookies y supongo que en muchas otras más y también se pueden encontrar por medio de ebay.

Moraleja. Tenemos que regresar a Japón porque es un país maravilloso y, eso sí, ¡menos Hello Kitty y más washi tape! (y papel, toneladas de papel japonés).

pd.- y más kit kat de té verde con esa decoración tan bonita por la época de la flor de cerezo (Sakura)

Chocolate Kitkat de té verde, conmemorativo de la fiesta de Sakura.


Arigato Gozaimasu, Sayonara!

(este post es del "baúl de los recuerdos" y fue publicado el pasado 8 de diciembre de 2012 en www.cookiekatessen.wordpress.com)


Quiero aprovechar este mensaje para enviar un saludo muy cariñoso y todo mi agradecimiento a Caro de Cuppi's porque esta dulce mujercita ¡se ha atrevido a entregarme CUATRO premios para CookieKatessen!. Además de ser una dulzura de mujer y tener un corazón de oro, tiene un blog precioso que os invito a visitar.

¡Millones de gracias, Caro!

y, aquí los tenéis:







miércoles, 27 de marzo de 2013

¡Premios a cascoporro!



Sí, ¡llegó la primavera! y pasan y pasan los días, y ahora ya estamos en Semana Santa y me siguen pasando los días queriendo escribir este mensaje de agradecimiento pero es que soy un "Luke"... ¿Conocéis la serie "Modern Family"? pues yo soy un "Luke Dunphy", voy a hacer una cosa y me encanto con otra y me disperso, y de esa otra paso a otra y así me pasan los días y las horas y finalmente no termino nada porque ¡me encanto con todo!... pero ¡basta ya! es justo y necesario enviaros flores de agradecimiento y de todo corazón a Lovely Galletas, Cuppi's y a Cutecakesart por haberme otorgado el premio

Y también quiero agradecer con todo mi corazón a Cake & Cream por haber pensado en mí y otorgame el premio


Ahora me toca a mí, y parte de mi tardanza, además de por mi encantamiento con las cosas más insignificantes de la vida, se debe a la dificultad para elegir blogs a los cuales premiar, ¡es que hay tantos tan bonitos! y otros que nos super mega encantan pero que ya tienen chorromil seguidores y otro puñado de premios, así que para quienes nos elegís, sabéis que no es tarea fácil. Yo me he tomado la libertad inclusive de premiar a alguna que otra página en facebook que aún no tiene blog, pero es que ¡caray! lo merecen.

Así que no me enrollo más -y, sobre todo, no me encanto con las 25 ventanas del navegador que también tengo abiertas- y os pongo a mis elegidos.

Ahhh pero lo que es lo mejor de todo es que, ¡mis premios van por partida doble!, ya que me he tardado tanto, me tomo la libertad de otorgar LOS DOS PREMIOS ANTERIORES a todos mis elegidos. Os deseo muchísimo éxito con sus blogs y os agradezco el que nos sigáis compartiendo las cosas maravillosas que hacéis.

1.- www.lamujerdelfotografo.blogspot.com.es

2.- www.bonjourcomplementos.blogspot.com.es

3.- www.cutecakesart.blogspot.com.es

4.- www.platitosdeazucar.com 

5.- www.marietaskitchen.blogspot.com.es

6.- www.ndninas.blogspot.com.es 

7.- http://marietaskitchen.blogspot.com.es/

8.- http://ndninas.blogspot.com.es/

9.- https://www.facebook.com/pages/Party-Ross/305322832872269?ref=ts&fref=ts

10.- http://de-azucar.blogspot.com.es/

11.- www.labellanuvoletta.blogspot.com.es

12.- http://paunrotoundescosio.blogspot.com.es/ 

13.- http://www.midulcepasion.es/

14.- http://cuppis.blogspot.com.es/  

15.- http://www.laretalera.com/

16.- http://studioflipon.blogspot.com.es/

17.- http://yocoloreo.es/

18.- http://bakercat.com/

19.- http://salioli.blogspot.com.es/

20.- http://semevalapeca.blogspot.com.es/

Ahora procederé a responder las preguntas que Cake&Cream me plantea al otorgarme el premio y, al mismo tiempo invito a los premiados a responder a las mismas preguntas en vuestros blogs.


  1. ¿Cómo describirías tu blog?  Es una ventanita al mundo galletil y que permite abrir persianas a otras áreas de la repostería creativa que me gustaría aprender o perfeccionar. Y también es un espacio para conocer gente y compartir.    
  2. ¿Te inspiras en alguien cuando realizas tu trabajo? ¡Claro, en mucha gente! en todos los maestros de la repostería que nos comparten sus creaciones y descubrimientos. Creo que cuando uno va comenzando en este mundo tienes que beber de los que ya tienen camino recorrido para comenzar a trazar tu propio camino y encontrar tu estilo o especialización.
  3. ¿Tarta o cupcake? cupcake. Para pecar, pero no demasiado. Tarta cuando el pecado es compartido.
  4. ¿Chocolate negro o con leche? Negro. Y entre más negrito, mejor. Además es más saludable.
  5. ¿Cuales son los blogs que más visitas? Me encantan el blog de Arty McGoo y el blog de Amanda, I am baker, yo creo que son mis gurús galletiles. Últimamente el de Sweetapolita porque tiene unas tartas preciosas. Además me gustan mucho los blogs de diseño y fotografía pero no tengo favoritos, busco en Pinterest algo que me pueda interesar y así encuentro blogs chulos también.
  6. ¿Tu estación del año favorita? Por qué? El Otoño. Quizá porque nací en otoño y porque me encanta ver cómo cambia el paisaje y como el ambiente conserva los días no tan largos como en verano ni tan cortos como en invierno y con una temperatura fresca, ideal para pasear.
  7. ¿Algún libro interesante que quieras recomendar? Me da rabia porque últimamente tengo muchos libros esperando ser leídos pero de los que ya tengo "vistos" recomiendo en el tema gastronómico los libros de recetas de Jamie Oliver, ¡soy su súper fan! y las recetas son accesibles con cosas que puedes tener fácilmente en casa y en cuanto a literatura, os recomiendo a mi japonesa favorita, Yoko Ogawa, por ejemplo "La fórmula preferida del profesor". Es un libro que te lees fácilmente y que es bonito.
  8. ¿En que te gustaría perfeccionarte? En inglés. Estoy en ello pero no deja de ser asignatura pendiente. Y ¡en conducir!. Como no me gusta, aunque sé y ya tengo carnet, no practico lo suficiente.
  9. ¿Sueles acudir a eventos relacionados con la temática de tu blog? ferias, exposiciones, quedadas, … La verdad es que soy bastante antisocial pero es un buen pretexto para "obligarme" a conocer gente y cuando puedo voy a clases para aprender nuevas técnicas o a alguna feria de repostería, como la pasada BCN&Cake que, para muchos fue un desastre, lo sé, pero yo tuve mucha suerte y la verdad es que lo pasé muy bien y no tuve ningún problema.
  10. ¿Compras por internet o prefieres ir de tiendas? Me encanta comprar por internet, soy un peligro, pero ahora ya me controlo mucho más. El ir a las tiendas es chulo porque "de la vista nace el amor". Sólo que tampoco me gusta perder mucho tiempo en comprar.
  11. ¿Algún secreto o truco que quieras compartir? Soy mexicana y sé cocinar platillos de mi país, así que si os apetece preguntarme lo que queráis y yo os preparo algo aunque no sea dentro de la temática del blog, que no sólo de galletas vive el hombre... de guacamole y tequila también XD




jueves, 21 de marzo de 2013

Sakura Time... ¡Bienvenida Primavera!



 "... Quiero hacer contigo lo que la primavera hace con los cerezos..."

Ya lo podía decir Pablo Neruda en su Poema 14 del libro "20 Poemas de amor y una canción desesperada".
La primera vez que escuché esta frase fue en los diálogos de la película "El Tigre y la Nieve" y me pareció preciosa.

¿Qué es lo que hace la primavera con los cerezos?... ¡los hace florecer!. Puede que no exista espectáculo más hermoso y claro de la llegada de la primavera que ver los cerezos en flor.

Os voy a contar un poco sobre la primavera más bonita que he vivido en mi vida.

Hace más de dos años hacíamos planes para ir a Japón. Por fin todo iba cuajando, teníamos los billetes de avión comprados, nos habían dado los días en los trabajos para poder viajar en semana santa e intentar que nos coincidiera con el Sakura que, además de ser la flor de cerezo en japonés, es la época en la que florecen.


Un mes antes de marchar ocurrió la terrible catástrofe ocasionada por el terremoto y posterior tsunami así que con el dolor de nuestro corazón -tanto por la desgracia como por nuestras ganas de ir- tuvimos que cancelar el viaje.

El año pasado lo intentamos de nuevo y tuvimos mucha suerte, justamente llegamos cuando los cerezos comenzaban a florecer y ha sido una de las experiencias más bonitas de mi vida y, yo creo que haste el día de hoy, la primavera más hermosa que me ha tocado vivir jamás.

Japón es un país extraordinario que vale la pena visitar al menos una vez en la vida y de ser posible, durante la floración del cerezo.

Las fotos no hacen justicia al maravilloso paisaje que podéis tener frente a vuestros ojos pero a veces es imposible captar tanta belleza, pues sentís que las fotos no reflejan lo que vuestros ojos tienen delante, ¡es increíble!


La gente se reúne en los parques y jardines para celebrar el Hanami. Extienden mantas o una especie de lonas o plásticos azules donde se sientan a comer o a cenar y hay quienes tienen que levantarse de madrugada para poder alcanzar sitio pues por todos lados está lleno de gente disfrutando del paisaje.

Así que, aprovechando la llegada de la primavera y que prácticamente se acerca el aniversario de nuestro viaje a Japón, os he hecho un par de "cookieshis" -Kokeshis de cookie, pues- vestidas de sakura, como todo en Japón para esta fecha. Tenía muchas ganas de hacerlas así que he aprovechado un cortador de galletas para hacer el número ocho (la suerte es que no tiene los agujeros centrales) y a una de las Kokeshi le he cortado la base para hacerla recta. 


Espero que os gusten y que disfrutéis del paisaje maravilloso que nos regala la primavera, cuando el letargo del invierno se comienza a desvanecer y despiertan de nuevo los sentidos y las ganas de vivir. 


Además si no podéis ir hasta Japón al menos en breve, seguro que podéis encontrar un montón de sitios cercanos donde hay cerezos en flor.



¡Aquí en Terrassa hay muchos! a ver si uno de estos fines de semana nos equipamos con la lona azul y nos vamos a hacer Hanami al bosque de enfrente de casa.






jueves, 14 de marzo de 2013

Cupcakes de cerveza Guinness, o lo que es lo mismo... ¡viva San Patricio!

Ay, dijera mi "amá"... si desde que se inventaron los pretextos... Hace algunos años, o más bien, algunos kilos, bajé de casa en Barcelona, hacía un día precioso, y fuí al festejo por "St. Patrick's Day" que, como bien sabéis se celebra el 17 de marzo.  

Resulta ser que un grupo de irlandeses y no irlandeses se reunía en una zona peatonal de la calle para tocar música, hacer bailes tradicionales, ofrecer información turística sobre Irlanda, pintarte la cara con un trebolito muy mono y, sobre todas las cosas... para beber cerveza Guinness...

¡Ahhh cervezaaaaa! <----- y cual Homero Simpson tuve por un momento en mi mente ese vaso alto, lleno de líquido oscuro y coronado por un halo de espuma espesa y blanca, treméndamente blanca - ahora pensaréis que soy una borracha- nada de eso, es más, jamás había probado la cerveza Guinness y me pareció eso... el pretexto perfecto para bajar de casa y hacerlo a costa de que me estamparan un precioso trebol en el moflete y verdaderamente valió la pena. (y no me tomé ni una pinta entera, ¡os lo puedo jurar!)

Y ¿sabéis quién fue San Patricio? ¡ahaha!, ¡ahí os he pillado!. No os preocupéis que yo tampoco lo sabía pero aprovechando este post gastronómico-cultural la respuesta la podréis encontrar aquí.

Sin embargo, para que veáis que la cerveza no es lo único que me gusta de Irlanda, soy una gran fan de U2 y enloquezco con "The Cranberries". Podría decir que son mis grupos favoritos del mundo mundial, aunque también me gustan "The Corrs". Estoy tan mal de la cabeza en ese aspecto que las veces que he visto a U2 en concierto ¡siempre he llorado!, estoy loca, lo sé -y no había bebido- pero la emoción es la emoción.

Como un homenaje a todas estas pequeñas grandes cosas que tiene este pequeño gran país que tantas ganas tengo de conocer y, por supuesto, a San Patricio que año con año nos regala un día lleno de ambiente y alegría, os traigo una receta de cupcakes hechos con cerveza Guinness y coronados con buttercream de queso con Baileys.

Cupcakes de cerveza Guinness con buttercream de queso y Baileys

INGREDIENTES PARA EL BIZCOCHO

175 ml. de Cerveza Guinness
200 g. de harina de trigo sin levadura
200 g. de azúcar blanca
    1 cucharadita de levadura
    2 huevos
    1 cucharadita de extracto de vainilla
115 g. de mantequilla
    2 cucharadas de cacao puro en polvo, sin azúcar (yo utilizo el de la marca "Valor")
50 ml. de aceite suave de oliva.
20 gr. de chocolate en tableta para postres. Yo usé el de Lindt, pero podéis usar el que más os guste y, de haber sabido, le hubiera puesto mucho más chocolate rallado, así que podéis agregar más.

ELABORACIÓN:

Precalentamos el horno a 175 grados y preparamos nuestros moldes con las cápsulas para cupcakes. En un bol tamizamos los ingredientes en polvo (harina, levadura y cacao) y rallamos la porción de tableta de chocolate para postres que también incorporamos al bol con los ingredientes en polvo. Reservamos.

Medimos la cantidad de cerveza que vamos a necesitar y esperamos a que repose un poco para que baje la espuma pues la espuma no suma, la cantidad es sólo de líquido y reservamos.

Batimos la mantequilla, que debe estar suave, mas no derretida, junto con el azúcar. Cuando esté todo perfectamente incorporado agregamos el aceite de oliva y seguimos batiendo hasta que todo se integre y se empiece a ver cremosa la mezcla. Después añadimos los huevos, uno a uno y el extracto de vainilla.

Ahora toca ir agregando los ingredientes en polvo. Lo hacemos con cuidado e intercalamos con la cerveza para evitar que vuele tanto polvo por la cocina. Terminamos de integrar por completo la mezcla y comenzamos a llenar las cápsulas hasta 2/3 partes de su capacidad.

Yo como tengo muy mal ojo, si puedo voy pesando cada cápsula con la mezcla, que en este caso es bastante espesa y no se corre el riesgo de derramarse. Mis cápsulas han pesado entre 39 y 43 gramos y al hornear me han quedado justo al ras de la cápsula de papel.

Horneamos. Yo precaliento mi horno a 175º y horneo a 160 o 165 grados aproximadamente,  para que el bizcocho quede planito pero si os gusta que suba un poco más y haga la típica coronita redonda de magdalena, lo podéis dejar a 175º.

Aguantarlo unos 10 minutos como mínimo antes de revisarlo con el palillo. A mi me han tardado unos 14 o 15 minutos en estar listos.

Sacar del horno y dejar reposar en los moldes unos cinco minutos y después pasar a la rejilla con cuidado porque recién hechos son súper esponjosos y frágiles.

¿Y qué hacer con la Guinness que os sobrará? ... pues bebérsela, ¡caray! que no la vamos a desperdiciar con lo buena que está.



Para la buttercream:

125 gramos de mantequilla a temperatura ambiente
425 gramos de azúcar súper fino
125 gramos de queso mascarpone
    1 cucharadas de leche semidesnatada
    1 cucharadita de extracto de vainilla 
  50 ml. de Baileys



Tamizamos el azúcar súper fino. Comenzamos batiendo la mantequilla, el extracto de vainilla y la leche y vamos agregando el azúcar con cuidado. Agregamos el queso mascarpone y batimos a velocidad alta hasta que quede perfectamente incorporado todo. Finalmente agregamos el Baileys y terminamos de incorporar la crema y ¡listo!.

Decorar los cupcakes cuando estén perfectamente fríos. Si no los coméis el mismo día podéis guardarlos en la nevera, si ya están decorados, y de preferencia en un recipiente hermético, pero os aconsejo que los saquéis con el mayor tiempo de antelación que os sea posible antes de comerlos.


Os sorprenderéis de cómo el sabor de la cerveza no se siente, pero ese toque ligeramente amargo que puedan tener combina a la perfección con el chocolate y con el dulzor de la buttercream. 

Yo, como habéis leído, agrego la cerveza sin calentar con la mantequilla y al final de la mezcla porque sus propiedades (también tiene levaduras) se conservan mejor y ayudan a leudar la masa ¡y los cupcakes quedan súper esponjosos!.

He llevado a repartir el pecado entre mis compañeros de clase de inglés como pretexto -otro más- por los festejos de St. Patrick's Day. Así que entre profes y compis nos hemos comido a estos duendecillos verdes y cremosos en una mañana lluviosa en Terrassa. Por cierto, ¿os he dicho que me encanta mi escuelita de inglés? Los profes son geniales y hay un súper ambiente.

Espero que el próximo 17 de marzo el día esté más soleado porque entonces la Guinness me la quiero beber disfrutando del Picnic Jazz al que estáis todos invitados.

Espero vuestros comentarios con sus experiencias al elaborar esta receta que ya con sólo mencionar los ingredientes que lleva sorprenderéis a todo el mundo.

¡Feliz día de San Patricio!



PD. Quiero agradecer con todo mi corazón a Cake & Cream quienes nos han otorgado el premio "One Lovely Blog Award".
Es muy emocionante y bonito saber que hay a quienes les interesan nuestras cositas dulces y valoran nuestro trabajo y, de igual manera os invito a conocer el trabajo de Cake & Cream. Vivimos y sobrevivimos en nuestros blogs gracias a todos que le dan al "compartir".

Y, aquí lo tenéis...





Os debo un post exclusivo para hablar de los premios que nos han otorgado, para contestar las preguntas que me plantea Cake & Cream y, sobre todo, para daros a conocer mi lista de premiados.

¡Miles de gracias de todo corazón!


lunes, 11 de marzo de 2013

Cuando los polluelos crecen

Celebramos nuestro aniversario cada año pero hay algunos cumpleaños de entre todos los que podamos llegar a vivir que son muy especiales sobre todo para nuestros padres. 

El primer aniversario es fundamental y, aunque nosotros prácticamente ni nos acordamos, para los papis es un motivo muy especial para celebrar.

En México, como en muchos países latinoamericanos, los quince años de las chicas son una fecha muy señalada que se celebra por todo lo alto. En Los Estados Unidos me parece que lo que se celebra son los "dulces dieciséis" pero para todos, nuestro décimo octavo aniversario tiene muchísimo significado en nuestras vidas.



Una mami decidió poner en mis manos la elaboración de la tarta de cumpleaños de su pequeño Piolín, que de alguna u otra manera ha dejado de serlo año con año y ahora, si bien no volará del nido, ya cumple los dieciocho. ¡Qué gran responsabilidad hacerle la tarta para festejar este momento tan importante!.

Como estoy en "modo Sweetapolita On" me pareció buena idea hacer una tarta al estilo de ésta pero en tonos azules para que resaltara el Piolín (que está hecho de fondant) y no cubrirla con fondant para que no diera la sensación de ser una tarta infantil.


Así que el resultado final fue un layer cake de chocolate con buttercream de queso y vainilla.
La receta está basada en la que aparece en el libro Objetivo: cupcake perfecto para hacer cupcakes de chocolate pero con una pequeña variación mía y la buttercream de queso y vainilla es también del mismo libro. 

PARA LA ELABORACIÓN DE LOS BIZCOCHOS
 
115 gramos de mantequilla a temperatura ambiente.
220 gramos de azúcar blanca
3 huevos
180 gramos de harina
40 gramos de cacao en polvo sin azúcar (yo uso el de la marca Valor)
Una cucharadita y media de levadura
120 mililitros de leche semidesnatada
1 cucharadita de extracto de vainilla
50 mililitros de aceite suave de oliva (mi contribución a la receta)
 
MANERA DE ELABORARSE:
Precalentar el horno a 175º y preparar el molde que, en este caso fue uno redondo de 18 cm de diámetro.

Batimos la mantequilla con el azúcar hasta que se integren. Agregamos el aceite de oliva y seguimos batiendo hasta que la la mezcla se incorpore y aclare. Vamos agregando los huevos uno a uno.

Mezclamos la leche con el extracto de vainilla. A nuestra mezcla le vamos añadiendo poco a poco la harina previamente tamizada junto con la levadura y el chocolate en polvo e intercalamos con la leche, así evitamos también que la cocina se nos reboce por completo con el harina que se desprende. 
 
Cuando tengamos perfectamente incorporada nuestra mezcla entonces retiramos de la batidora y la pasamos directo al molde de horneado.

Lo sacudimos un poco para que la mezcla se distribuya bien y horneamos.

Yo tuve la mezcla diez minutos a 175º y después reduje la temperatura a 150º y continué horneando más o menos 40 minutos más, hasta que al pinchar con un palillo éste saliera limpio.

Hice dos tantos de masa para obtener dos bases de bizcocho que posteriormente nivelé y dividí en dos cada una de ellas para hacer cuatro capas de bizcocho.
 
Un tip para rellenar la tarta y que a mi me ha sido de mucha utilidad: pongo la buttercream en una manga para decorar y con una boquilla como con las que se decoran los cupcakes voy cubriendo la tarta en espiral del centro hacia afuera, así podéis cubrirla en un momento y no hace falta extender la crema con espátula pues al poner el piso superior de la tarta se emparejará el relleno, además evitáis el arrastrar las migas que se puedan levantar al extender la crema con la espátula sobre el bizcocho.

BUTTERCREAM DE QUESO Y VAINILLA

250 gramos de mantequilla a temperatura ambiente
600 gramos de azúcar súper fino
250 gramos de queso mascarpone 
    2 cucharadas de leche semidesnatada
    2 cucharadas de extracto de vainilla

Tamizamos el azúcar súper fino. Comenzamos batiendo la mantequilla y la leche y vamos agregando el azúcar con cuidado de no rebozar de azúcar la cocina (lo cual es prácticamente imposible jejeje). Agregamos el queso mascarpone y batimos a velocidad alta hasta que quede perfectamente incorporado todo.

Esta cantidad la reservé para rellenar y cubrir la tarta y después hice otro tanto con las mismas cantidades que separé en tres porciones, dos de ellas las teñí con colorante alimenticio azul (en este caso, de la marca Wilton) para tener las dos intensidades de azul que hay en la tarta y dejé otro tanto en tono natural para  la parte media de la tarta y hacer el degradado de colores.

Para complementar la decoración utilicé azúcar coloreada de azul, granillo de chocolate de colores y "nonpareils" blancos.

Los números los hice con pasta para hacer flores (que endurece más que el fondant, para que no se doblaran) y, como ya os he dicho, hice el Piolín de pasta fondant siguiendo los consejos que encontré en este vídeo.




 He de contaros que cuando enseñé la tarta a la mami que me la encargó, ¡se emocionó!. A mí se me encogió el corazón, ¡qué sensación tan bonita! Yo realmente soy una amateur y recibir un encargo tan importante como el hacer la tarta para el décimo octavo cumpleaños de su primogénito y saber que le ha emocionado no tiene precio, ¡os juro de corazón que no tiene precio! Espero que haya estado a la altura de la celebración y que este Piolín que hoy se nos hace mayor tenga un recuerdo maravilloso de este aniversario.



jueves, 7 de marzo de 2013

"Monster cookies", para pequeños y grandes monstruos comegalletas


Hace más o menos tres años me encargaron unas galletas para regalar a unos niños y no quise hacer unas galletas decoradas con glasa porque apenas comenzaba a tener práctica con ello así que intenté buscar algo divertido que pudiera gustar a los peques.

Una de mis gurús reposteras, quien además tiene un blog precioso, tenía una idea estupenda que me servía para lo que ahora necesitaba y con una receta muy muy facilita para hacer.

Os hablo de Amanda, de I am baker quien por cierto estos días publicó una receta para un pastel de chocolate que no os la podéis perder.


La idea y receta originales las podéis encontrar aquí y la única dificultad de estas galletas es poder encontrar estos dos preparados para la masa:




Así que la receta es la siguiente:

* Un paquete de preparado para galletas de mantequilla de cacahuete 
* Un paquete de preparado para galletas de harina de avena con chips de chocolate
* Una bolsa mediana (o al gusto) de M&M's o producto similar como "Lacasitos" en España, "Lunetas" en México, etcétera. 
* Ingredientes extra que pida cada paquete (agua, aceite, huevo)

Para la manera de elaboración basta con seguir las instrucciones de ambos paquetes que básicamente consistirán en agregar agua, aceite vegetal y un huevo. Hay que tener en cuenta que la cantidad deberá ser por dos, porque son dos paquetes y ya que utilizamos un producto industrializado, al menos intentar que el aceite sea de buena calidad.

Yo os sugiero agregar una parte de los M&M's mientras se mezclan los ingredientes pero prácticamente cuando todo está integrado porque con el movimiento de las aspas o varillas de nuestra batidora se partirán. En cuanto tengamos la masa lista podemos incorporar la segunda parte de los M&M's e integrar en la masa con las manos para que no se rompan y cuando hagamos las galletas veamos "tropezones" íntegros de M&M's.

A las galletas se les puede dar forma con la mano, intentar hacerlas no muy gordas y no muy planas pero sin una forma perfecta (podéis ver más ejemplos en el link que os he pasado con la receta original). También podéis separar por colores los M&M's como he hecho yo. Hice galletas con los colores azul y verde y otras con los colores naranja y amarillo o hacer dibujitos sobre las galletas con los M&M's que os sobren.

También podéis incluir "tropezones" saludables en las galletas como pasitas, nueces o poner más chips de chocolate.

Se hornean según las instrucciones de los paquetes y ¡listo!


Son ideales para merendar con un vaso enorme de leche y ¡son una bomba calórica! pero están tan suavecitas y chocolatosas que son ¡lo más!.

Además son ideales para llevar al cole de los niños o a alguna fiesta infantil o para hacer actividades con ellos  y que se interesen por la cocina.

Espero que os sea de utilidad tanto como a mí.


PD. A quienes me seguís amablemente por Facebook os he contado que esta semana Lovely Galletas nos ha concedido el premio "Best Blog" Lo cual me llena enormemente de felicidad pues es el primer premio bloguero que recibo y que me hace saber que algunas personitas por ahí se interesan por lo que hago, leen mis aventurillas resposteras y están ahí apoyándome en estos tiempos tan difíciles, esa es la mejor recompensa para mí y espero que esta familia que vamos formando siga creciendo con sus visitas y sus comentarios. Millones de gracias a Lovely Galletas por haber pensado en mí y a tod@s vosotr@s por el apoyo que me demuestran día con día.

Y, aquí lo tenéis...

Concedido por Lovely Galletas



domingo, 3 de marzo de 2013

Sweet 70's

 

Hoy cambiaremos un poco el tema y pasaremos de hacer galletas a experimentar con tartas.

Me gusta hacer pasteles pero en casa somos sólo dos y es demasiada azúcar entre los dos, es delicioso pero poco saludable. Así que aprovecho las celebraciones de nuestra gran familia para hacer un pecado compartido y experimentar con nuevas recetas o nuevas tartas y practicar un poco.

Este año, y para celebrar el cumpleaños setenta de mi suegra se me antojó hacer una tarta sin fondant, más pequeña en circunferencia pero más alta, una tarta sencilla pero delicada y me inspiré en dos tartas preciosas de Sweetapolita. Una es ésta, con tutorial para conseguir este frosting en degradado y otra es ésta, dulce y delicada, y con este mix salió mi tarta de cumpleaños.


La receta del bizcocho es la de cupcakes de vainilla del libro "Objetivo: cupcake perfecto" con una mínima contribución de mi parte y la buttercream es de queso con mermelada de cerezas.

Y, después de esta introducción, os paso la receta.

INGREDIENTES PARA EL BIZCOCHO:

115 gramos de mantequilla a temperatura ambiente
220 gramos de azúcar blanca
    3 huevos
200 gramos de harina (de trigo, normalita, sin levadura)
1 y 1/2 cucharaditas de levadura química
120 ml. de leche semidesnatada
    1 cucharadita de extracto de vainilla
y, lo que yo añadí a la receta, 50 ml de aceite suave de oliva.

MANERA DE ELABORARSE:

Precalentar el horno a 175º y preparar el molde que, en este caso fue uno redondo de 18 cm de diámetro.

Batimos la mantequilla con el azúcar hasta que se integren. Agregamos el aceite de oliva y seguimos batiendo hasta que la la mezcla se incorpore y aclare. Vamos agregando los huevos uno a uno.

Mezclamos la leche con el extracto de vainilla. A nuestra mezcla le vamos añadiendo poco a poco la harina previamente tamizada junto con la levadura e intercalamos con la leche, así evitamos también que la cocina se nos reboce por completo con el harina que se desprende. Cuando tengamos perfectamente incorporada nuestra mezcla entonces retiramos de la batidora y la pasamos directo al molde de horneado.

Lo sacudimos un poco para que la mezcla se distribuya bien y horneamos.

Yo tuve la mezcla diez minutos a 175º y después reduje la temperatura a 150º y continué horneando más o menos 40 minutos más, hasta que al pinchar con un palillo éste saliera limpio.

Hice dos tantos de masa para obtener dos bases de bizcocho que posteriormente nivelé y dividí en dos cada una de ellas para hacer cuatro capas de bizcocho.



BUTTERCREAM DE CEREZAS

Para la buttercream de cerezas utilicé más o menos el doble de ingredientes que los que contiene la receta de la crema de queso del libro "Objetivo: cupcake perfecto" quedando como sigue:

250 gramos de mantequilla a temperatura ambiente
600 gramos de azúcar súper fino
250 gramos de queso mascarpone 
    2 cucharadas de leche semidesnatada
    1 frasco de mermelada de cerezas de "La vieja fábrica" <-------- menudo descubrimiento!

Trituramos el contenido del frasco de mermelada de cerezas y tamizamos el azúcar súper fino. Comenzamos batiendo la mantequilla y la leche y vamos agregando el azúcar con cuidado de no rebozar de azúcar la cocina (lo cual es prácticamente imposible jejeje). Agregamos el queso mascarpone y batimos a velocidad alta hasta que quede perfectamente incorporado todo.

Ahora agregamos un poco de la mermelada de cerezas para obtener un color rosa pálido. Separamos una cantidad de la mezcla y reservamos.

Continuamos batiendo y agregamos más mermelada hasta obtener un rosa medio. Separamos otro tanto de la mezcla y reservamos.

Ahora buscaremos un tono rosa más intenso agregando más mermelada pero en este punto tenemos que agregar un poco más de azúcar súper fino para que no pierda consistencia la buttercream. Después de haber visto cómo queda la consistencia de la crema sin ponerle mermelada, podréis calcular a ojo más o menos cuánta azúcar necesitáis agregar. ¡Y listo!.

Separar el resto de la mezcla en rosa intenso y rebañar el bol y las aspas de la batidora porque la crema queda ¡de muerte! ¡¡os lo juro!!.

Para mi tarta rellené entre capa y capa del layer cake con la mezcla del rosa intenso y cubrí la tarta con el rosa más pálido y enfrié.

Después seguí las instrucciones del video tutorial de Sweetapolita para la decoración en degradado. Yo teñí un poquito con colorante Wilton color durazno una de las porciones de la buttercream de cerezas para darle más contraste al color y fué la que utilicé en la base de la tarta. Enmedio puse el color más pálido y en la parte superior el tono medio.


Finalmente la podéis decorar con sprinkles a vuestro gusto, o con lo que queráis.

La verdad es que es una tarta sencilla pero queda elegante y se ve muy bonita y si hacéis la buttercream de queso con extracto de vainilla la podéis teñir de los colores que queráis para dar el degradado o contraste de colores que más os guste y espero que os regale momentos estupendos como los que pasamos ayer todos en familia.