jueves, 10 de octubre de 2013

¿... Y si te dan calabazas?




... pues, si te dan calabazas de esas hermosas, grandes, naranjas, totalmente otoñales, ¿por qué no hacer unos cupcakes o magdalenitas?

Ahhh, ya os pensábais que esto sería un post de autoayuda para tener a mano la caja de pañuelos desechables y la de bombones. 

He de deciros hasta el cansancio lo que me encanta el otoño, ¡lo siento! pero es que en Barcelona, para mí, es la mejor estación del año. Y, además yo soy chica de otoño así que quizá lo llevo integrado a mi biología también. Así que nada me ha hecho tan feliz estos días como poder experimentar con la calabaza.


Y de este experimento surgió la receta que ahora les comparto y que espero disfruten tanto como nosotros hemos disfrutado comiéndolas.

Cupcakes de calabaza:

Ingredientes:



 50 ml de aceite suave de oliva
100 ml de sirope de agave
150 gr. de harina de trigo para todo uso
220 gramos de puré de calabaza  (al final del texto pongo cómo hacer el puré)
    2 huevos medianos
125 ml. de leche semidesnatada
    1 cucharada  de zumo de limón
    1 cucharada  de vinagre
   ½ cucharadita de bicarbonato de sodio
    1 cucharadita de levadura
  25 gramos de nuez picada
    1 cucharada de canela
    ¼ de cucharada de clavo en polvo
    ¼ de cucharada de nuez moscada en polvo
    ½  cucharadita de jengibre en polvo

Manera de hacerse:

Precalentar el horno a 180º 

Preparar nuestros recipientes con los papelitos para los cupcakes o engrasados y enharinados para que no se pegue la masa.

Preparar la buttermilk poniendo la cucharada de limón a la leche y dejar reposar.
 
Mientras tanto tamizamos las especias junto con la harina y la levadura en polvo y reservamos.

Mezclamos el aceite de oliva con el sirope de agave y agregamos los dos huevos y comenzamos a batir en la batidora. 
Agregamos el puré de calabaza y las nueces, después la harina tamizada alternando con la leche. Por último, en un vasito mezclamos el bicarbonato de sodio con el vinagre e inmediatamente (en cuanto burbujea) lo agregamos a la masa.

Incorporamos todo muy bien y entonces comenzamos a llenar los moldes hasta 2/3 de su capacidad.

Horneamos a 150 º aproximadamente 20 minutos o hasta que nos salga seco un palillo.

Si queremos que los cupcakes no formen cresta entonces habrá que bajar la temperatura y cocinar más tiempo para que queden planitos en lugar de con “copete”.

Se pueden ajustar las cantidades de las especies a gusto del consumidor.

Podéis decorar los cupcakes con una crema de queso o una buttercream con queso que le irá de fábula. Yo he preferido comerlos así, al natural porque me parecen más sanitos ya que no llevan tanta grasa y, como habéis podido daros cuenta, tampoco llevan azúcar.


*para hacer el puré de calabaza yo puse un trozo de calabaza, pero no lo pesé antes =(, picado en cuadritos pequeños en un bol dentro del microondas y más o menos dependiendo la potencia, de 5 a 8 minutos tendremos cocida la calabaza. 

También se puede hacer el mismo procedimiento pero la cocción hacerla al vapor en vez de usar el microondas. Cuando tengamos la calabaza cocida la trituramos y el puré resultante lo ponemos en un colador y lo dejamos reposar un buen rato para que le escurra el agua sobrante (es mejor hacerlo de un día para otro). Y ya está listo. La cantidad de calabaza en crudo tendrá que ser mayor para que salga la cantidad necesaria ya hecha puré.


Esta receta es totalmemte mía, mi tesoroooo jajajaja o sea que me la he inventado yo. 

Prefiero hacer los cupcakes con aceite de oliva que es más sanito que la mantequilla y utilizando la técnica que lleva el "red velvet", con la buttermilk y el vinagre porque queda un bizcocho muy jugoso y esponjadito.

Espero que con esta receta estén tan contentas de recibir calabazas como yo.




PD.

¿Os había contado que logré mi meta?

Me propuse hacer una carrera de 10 km. antes de cumplir los 40 y ¡lo conseguí!. Ya que no soy runner asidua estoy aún más orgullosa de este pequeño gran paso, de saber que ¡sí puedo! y de rectificar que no hay pruebas duras sino mentes débiles. A ver si antes de los 45 puedo con la media maratón, jajajaja.

Cursa de la Mercè y yo, la mar de contenta jajajajaja

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada